Mantente al tanto de lo que hacemos
Mantente al tanto de lo que hacemos

THINKING

Miedo

La audacia es indispensable

Muchas de las personas con las que trabajamos, compañeros o clientes, tienen miedo. Miedo por su trabajo y sus resultados, miedo a sus jefes o a la corporación en la que trabajan. Miedos en algún caso comprensibles, e incluso reales. Pero ninguna explicación que demos a ese miedo nos librará  de sus consecuencias.

La creatividad no se lleva bien con el miedo. No es un buen ingrediente en ninguna relación tampoco. Es que el miedo tiene una cualidad que lo ha puesto en el lugar en el que está: el miedo es contagioso.

No hay nada más viral que el miedo. Vemos en cualquier diario, todas las mañanas, la expansión del miedo y sus hipotéticas consecuencias. Nos aterrorizamos por un futuro que “aún” no existe, sufrimos virtualmente consecuencias hipotéticas a eventos cuya probabilidad real es escasa. Nos contagiamos de miedos que a veces ni siquieras nos tocan.

No siempre podemos combatir el miedo de nuestros entorno. No importa cuán reales sean o no sus temores, combatir un miedo ajeno requiere de un consumo excesivo y constante de energía. Energía que debemos utilizar para no hacer de ese miedo algo propio.

No me confundo: la creatividad no está al servicio del riesgo. La creatividad no crea riesgos: simplemente los afronta. La creatividad es lo único que puede salvarnos de cualquier situación y la herramienta para enfrentarnos a cualquier problema. No asusta porque es el antídoto al miedo con el que convivimos. Renunciar a la creatividad por miedo, es como combatir el hambre con ayuno.

DOING